Cazar y curar contenidos: un oficio solitario

Este artículo ha sido leído 710 veces.

Lo puedes leer en aproximadamente: 5 minuto(s)

Hace ya un tiempo que tenía ganas de escribir algo sobre el solitario proceso de creación detrás de los artículos de un blog, después de un año implicado en estos menesteres y una producción de 225 entradas. El ejemplo de este mismo post sirve para contarlo perfectamente. A partir de la idea original de explicar someramente, sin profundizar en exceso, cómo surgen las ideas para los contenidos y cómo se elaboran, me he ido “calentando” y he pasado a escribir un artículo extenso sobre el proceso.

 

LA NECESIDAD Y EL ESTADO DE ALERTA

Escribir varias entradas semanales obliga a cubrir muchos temas y procurar no repetirse demasiado, evitando el efecto paisaje tan temido en la publicidad. El eje central de este blog –la salud en un sentido amplio-, por suerte es muy transversal y permite tocar muchos temas directa o indirectamente relacionados.

A lo largo del tiempo, durante el proceso evolutivo de un Community Manager (CM), se desarrolla un sexto sentido, algunos le llaman intuición; otros, conocimiento basado en la experiencia. Hay quien también dice que es “un don”, aunque yo soy más de la opinión de que el CM no nace, se hace, aunque el gen cuenta.

Lo que es cierto es que cuando uno se mete de lleno en su trabajo, no deja de ver posibles contenidos por todas partes, y no deja de anotar ideas, temas o posibilidades, ya sea en cualquiera de los dispositivos tecnológicos actuales o en la libreta de toda la vida.

CAZAR Y CURAR CONTENIDOS

El día a día (exagero un poco, pero no tanto), los medios y las conversaciones, se convierten en un territorio de caza. Aquí se aplicaría muy bien el término catalán que se emplea para buscar setas: caçar bolets. No buscamos temas, los cazamos. Los CM somos cazadores y, siguiendo con la terminología cinegética, donde menos se espera salta la liebre, en general tenemos bien identificados nuestros territorios de campeo, los más productivos y los que ofrecen trofeos de mayor calidad.

Así, vamos cazando y guardando piezas, casi siempre más de las que podemos procesar. Muchas se pierden en el fondo de las listas, tristes y solitarias, perdiendo vigencia y oportunidad. Pero otras tienen mejor suerte y, en el proceso de curación “en bodega”, van cobrando cuerpo y se convierten en carne de post.

REDACCIÓN Y PUBLICACIÓN

Esta es la fase de procesamiento del producto, en la que hay varias etapas:

  1. Esquema general de lo que se quiere contar
  2. Revisión de toda la información recopilada sobre el tema
  3. Agrupación de ideas
  4. Redacción en word
  5. Búsqueda de imágenes para ilustrar
  6. Maquetación
  7. Vista previa en la plantilla
  8. Reposo, de nuevo, en bodega
  9. Última revisión general
  10. Publicación

SIEMPRE HAY MÁS

Con lo que va escrito (455 palabras) sería suficiente para una entrada que se puede leer en un par de minutos. ¿Suficiente? Nooooo. Uno siempre quiere más, le da pena no incluir y compartir parte de la interesante información que ha encontrado en la red. Este precisamente es uno de los grandes problemas del CM, cuándo interrumpir las búsquedas. Siempre hay un enlace más en Google que podría ser “buenísimo”. En fin, que voy a escribir un poco más sobre el tema, ahora ya desde el punto de vista de “Content Curation”.

CONTENT CURATOR vs DOCUMENTALISTA

Cada vez más se extiende más el uso del anglicismo’ Content Curator’ (CC), como ocurrió con empowerment, al final castellanizado como ‘empoderamiento’. El término CC también se ha españolizado, convirtiéndose en ‘curador de contenidos’, lo que provoca situaciones anecdóticas como la mencionada en Wikisanidad en relación con Mónica Moro: “Como dice su hijo, Mònica Moro es una médico que cura webs”.

El Content Curator es un “intermediario crítico del conocimiento”

En un artículo de Sandra Sanz, publicado en la revista ‘COMeIN’, de la Universidad Oberta de Catalunya, la autora se pregunta en 2012 “¿Por qué lo llaman ‘content curator’ cuando quieren decir documentalista?”. Estos son algunos extractos del artículo, en los que emplea abundantes citas de Dolors Reig:

  • CC es un “intermediario crítico del conocimiento”; es alguien que busca, agrupa y comparte de forma continua lo más relevante en su ámbito de especialización
  • CC es el profesional que propicia un servicio tremendamente valioso para quienes buscan información de calidad online
  • De vez en cuando gente externa (extraña, más bien) a nuestra invisible profesión inventa nuevos nombres para referirse a funciones que ellos acaban de descubrir, sin tener ni idea de que los bibliotecarios-documentalistas las hacemos desde hace muchos años
  • Dada la gran cantidad de información que hay por el mundo, se necesita alguien que se dedique a seleccionarla o filtrarla, y decidieron ponerle el nombre’ information curator’ o ‘data curator’

SEPARAR EL GRANO DE LA PAJA

O ‘separate the wheat from the chaff’, en la expresión inglesa, coincidente en este caso con el castellano. Por cierto, esta expresión se usa para denominar algunas sesiones de reuniones científicas (yo lo he visto en el programa de algún congreso médico). Pues bien, de eso va en gran parte el oficio de CC, de desbrozar la maraña de información de la red. Dos ejemplos sobre la creación de esta entrada:

SCOOP.IT!

Scoop.it! es uno de los paraísos de la curación de contenidos. Traigo como ejemplo la página de Juan Jesús Baño Egea, ‘E-Learning, Formación, Aprendizaje y Gestión del Conocimiento con TIC en pequeñas dosis’, una muestra perfecta de lo que supone el oficio. En ella, entre otras informaciones, he encontrado este artículo, que comparto con los lectores que hayan llegado hasta aquí:

El content curator o el nuevo superhéroe de la red’, en el que Ramón Archanco describe con rigor y desenfado esta figura. Al final se mencionan algunos nombres propios de content curators en España.

MÁS DE 1.000 PALABRAS

Es lo que tiene ponerse a escribir, al final he pasado de lo que podía haber sido el punto de corte (455 palabras) a 1.072 palabras, más de las recomendables 500 -700. Disculpas, pero es que tenía ganas de contar parte de mi trabajo.

 

Pedro Rodríguez

Social Media Manager, Luzán5

2 Respuestas por “Cazar y curar contenidos: un oficio solitario”

  1. José Angel Franco dice:

    Enhorabuena Pedro por el post y por tu labor en la sombra a los mandos de nuestro blog luzanero. Sin llegarte ni a la suela de los zapatos, yo que tengo cierta experiencia en la redacción de posts se lo que mucho hay que transpirar para conseguir una buena entrada. Por eso mis más sinceras felicitaciones por tu gran trabajo. ¡Sigue así compañero!

  2. María José Calatrava dice:

    Enhorabuena Pedro, me ha gustado mucho. He aprendido cosas totalmente nuevas para mí y me parece que haces haces un excelente trabajo, muy interesante y valioso para los que tenemos la suerte de disfrutar con tus escritos.
    Por favor Pedro, sigue cazando y curando contenidos para los lectores como yo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Síndrome de fatiga informativa, ciberadicciones y Content Curation | Saluz, la salud según Luzán - […] tiene que ver el Content Curation con todo esto? Pues mucho, ya que la necesidad de gestionar adecuadamente la …

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


+ 4 = cinco

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>